Inserción

Antes de usar por primera vez.
Primero lava tu copa menstrual con agua y LadyGel® o un jabón suave. Enjuaga bien, y esteriliza la copa menstrual con la pastilla esterilizadora Milton® o en agua hirviendo durante 2-5 minutos antes de usarla. Enjuágala bien otra vez, y tu copita está lista para que la estrenes. Te recomendamos esterilizar tu LadyCup® dos veces al mes, una vez antes de usarla y una vez antes de guardarla, al final de cada período.

Al esterilizar con agua hirviendo, usa una olla limpia y asegúrate de cubrir tu LadyCup® por completo con agua para evitar dañarla.

Cuando recién estés comenzando a usar tu LadyCup®, te puede acomodar utilizar protectores diarios también, por si tienes algún escape de líquido. Una vez que domines el uso de tu copita menstrual, no deberías tener ningún escape de líquido.

Ten presente que deberás vaciar tu LadyCup® 2-5 veces al día, dependiendo de la intensidad de tu menstruación. La puedes tener dentro de tu cuerpo por hasta 12 horas, sin preocupaciones.

Cuándo insertar tu LadyCup®
Puedes usar tu LadyCup® en cualquier momento de tu ciclo menstrual, en días de flujo abundante o más ligero. Incluso puedes insertarla antes de que comience tu ciclo si quieres estar completamente preparada.

En las primeras inserciones, es muy importante que estés absolutamente relajada. Por eso recomendamos, que practiques la inserción y la extracción de tu LadyCup® antes del inicio de tu período mestrual. Así, podrás encontrar “tu mejor” posición para la inserción/extracción de la LadyCup®. Dentro de poco tiempo, este procedimiento te resultará instintivo.


Instrucciones de Inserción



La inserción/extracción de LadyCup® se puede realizar sentada, de pie o en cuclillas. Separar las piernas también facilita su inserción/extracción.
1) Primero, lava bien tus manos con agua y jabón.
2) y 3) Dobla tu LadyCup® 2 veces sobre sí misma, hasta que quede en forma de U. LadyCup® así doblada se puede introducir en la vagina, de forma similar a un tampón. Sujétala firmemente con tu mano más hábil (usualmente la derecha) para que se mantenga doblada, y mójala con agua o aplica LadyLube®, un lubricante a base de agua, para hacer la inserción más fácil.
4) Con la otra mano, separa los labios de tu vagina cuidadosamente. Inserta el borde de la copa menstrual primero dentro de tu vagina.
5) La vagina está inclinada hacia atrás, así que si diriges la copa menstrual hacia la parte inferior de la espalda y la mueves hacia arriba y abajo encontrarás la posición correcta. Al introducir tu LadyCup®, ésta se abrirá, para recolectar el fluido menstrual. En la posición correcta, no ocurren fugas de líquido y no la sentirás en tu cuerpo.
La copa menstrual, al contrario de los tampones, se coloca en la parte baja de la vagina, pero no tan abajo que el apéndice te moleste al sentarte. El apéndice debe quedar dentro de la vagina. Si lo sientes necesario, puedes cortar el apéndice, pero ten mucho cuidado de no dañar la parte inferior de tu LadyCup®.
6) Para asegurarte de que la copa menstrual se ha abierto correctamente y evitar fugas, intenta hacerla girar con cuidado, rotándola por el apéndice o la base. Tu LadyCup® correctamente introducida es dificil de girar. También puedes comprobar si está completamente abierta deslizando un dedo junto a la copa y recorriendo su contorno.

La práctica y el conocimiento de tu propia anatomía te ayudarán a encontrar la posición correcta. La copa menstrual se mantiene en su posición gracias a tus músculos y al perfecto contacto con las paredes vaginales.

Si la copa menstrual se sube un poco dentro de tu vagina, no te preocupes. Relaja los músculos e intenta tomar la copa con los dedos por la parte inferior o el apéndice. También puede ser de ayuda empujar con tus músculos vaginales o ponerte en cuclillas para que a copa baje. La copa menstrual no puede perderse en la vagina. Si la copa se desliza hacia abajo al usarla, comprueba que esté bien colocada y completamente abierta.

Puedes utilizar tu LadyCup® durante hasta 12 horas sin extraerla.
¡Duerme con tu LadyCup® durante toda la noche, sin preocupaciones!